18.1.18

La segunda piel

Emprendí el viaje por mi cielo
para libre volar
lejos de envidias y malas intenciones
para ser.
No confundas mi femenina sensualidad, con libertinaje
no creas que por ser mujer, no tengo derecho libre de expresarme,
en poemas que hablen de mi más íntimo sentir
y también puedan a alguien más transmitir.
No pienses que por ser sexy soy una mujer fácil,
tonto es dejarse llevar por el prejuicio propio, y de los demás
no traspases el límite de mi privacidad
que por tus acciones te reconocerán
aprende a ver más allá
percibe a la mujer detrás de la máscara
a sentir sin tocar,
a no prejuzgar
no hay engaño o falsedad
si mis letras te hacen soñar,
acompáñame en mi viaje
sintiendo sincera amistad
Lo que hay, es lo que ves.


Más relatos con Roxana

10.1.18

Obsérvame

Hay una intensa admiración desbordando en lo sublime cuando una mujer se inclina hacia un caballero, un hombre que no tiene mayor interés por los protocolos pero sí un exquisito y misterioso comportamiento que lo vuelve único, en sus formas, en sus maneras. Es una mezcla entre lo posesivo y el candor de la ternura.

Su personalidad y sus acciones provocan una reacción en cadena y me lleva directamente hacia él, lo que dice y lo convierte en hechos y crea una necesidad en mí y eso me ata deliciosamente, porque lo llevo atravesado en mi corazón.


Me ha tocado tu mirada, tu voz ha rozado por instantes mis mejillas, cada uno de tus besos ha llenado de oxígeno mis pulmones, tus acciones, tus reacciones, el gesto de tus manos en mi espalda, el calor que desprende tu cuerpo cuando a tu pecho me abrazo, han hilvanado lentamente los sentimientos.

Obsérveme, que nada escape a tu mirada, porque como rey, en este corazón habitas y es suficiente para hacer fluir la vida, la que en momentos desborda entre las uñas cuando bailamos juntos.
Tú en mí... yo contigo.

Más  relatos con Dorotea