5.4.17

De retroceso

Dentro de los sueños, los recuerdos se deshacen suavemente en la boca, llevan textura variada y sabores infinitos, los hay desde lo avinagrado de los enfados hasta lo más dulce de un deseo, en cada mordisco, crujiente o sedoso, se impregna el paladar de su consistencia caprichosa.

Volver los pasos a la infancia, a los recuerdos que se quedaron agazapados en un rincón cualquiera de la vasta memoria, volver a ser niña, a sonreír por las pequeñas cosas y celebrarlas como grandes victorias.

Lo conocí cuando tenía doce años, adoraba su nombre, su voz, sus pasos largos y pausados pero, el cómo se dirigía a mí, era verdaderamente exquisito, me hacía sentir soñada, siempre correcto, cuidando sus palabras, dulce y educado, "Te esperaré a que crezcas", [me decía] "Te esperaría por siempre ..." [también me decía], no pasamos de miradas escurridizas, de aquellas medias sonrisas que llevaban el alma impregnada, de suspiros a distancia, de palpitaciones avasalladoras, ¿eso era amor?, no lo sé, sólo sé que, constantemente recordaba su mirada, algo tenía que la hacía única, especial, pero su tiempo no era el mío, tampoco su espacio, tres años después con cierto nerviosismo, me presentó a su novia ... ¡plof! se derrumbó mi mundo.

Trato de encontrar las palabras que me indiquen qué ha cambiado de mi ayer hasta ahora y me doy cuenta que ... la primera vez que poblé un cuaderno de mi infancia fue con una frase que me salió del alma, "Primer Amor, Primer Dolor", dedicada a aquel momento en el que se quebró mi corazón, cuando me llegó la invitación a su boda.

¿Qué me hizo engancharme tanto a un hombre quince años mayor que yo ... es posible que la causante fuera la ilusión, lo cierto es que repito patrones, siento que las relaciones sólidas son aquellas en las que el hombre es mayor, por lo menos quince años.

Años después lo volví a ver, ya no me parecía tan alto pero seguía igual de encantador, su mirada que en tiempos pasados era indescifrable ahora estaba clara, destellaba montones de ternura, me despedí de él como nunca hice antes, con un beso en la mejilla y un adiós.

Cerré el círculo que por años había quedado abierto y dentro de él murió la niña, asfixiada por el tiempo.

Más Relatos con nuestra anfitriona de esta semana, MOLÍ

47 comentarios:

  1. Cuando te leo, el alma se me queda en nudo... llegas tan profundo, de forma tan simple.
    Sos un suspiro, una mirada que se pierde en el horizonte de los recuerdos.

    Un placer pasar por aquí, siempre.
    Besitos, preciosa Ame.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Niña, me alegra volver a verte por este, tu espacio.
      Te agradezco tus palabras, es lo único que puedo hacer, quizás sea que así lo sientes porque cuando participo en los relatos lo hago sólo si hay un pasado para contar, de lo contrario, paso de largo.

      Muchos besos, princesa, te cuidas

      Eliminar
  2. Que preciosa y linda historia de amor , tienes mucha razón cuando somos niñas hay algo en los mayores que nos a trae de una forma especial , creo que eso alguna vez a todas nos ha pasado .
    Un fuerte abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro saberlo, Campirela, así no me siento más un bicho raro
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  3. Hay veces en las que tenemos que pasar pagina...o incluso cerrar el libro y hacer que alguno de nuestros sueños acaben difuminandose en el olvido...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberíamos hacerlo a veces, tendríamos menos cargas
      Un beso, Vicente

      Eliminar
  4. Me has dejado el corazón encogido, tus letras me han llegado tan adentro...
    Yo soy de esas románticas que me enamoraría de una mirada, de una voz o de un verso, pero como tú bien dices, hay almas que no coinciden en el tiempo.
    Me ha encantado.
    Cariños en ese dulce y tierno corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kasioles, eres alma sensible
      Besos

      Eliminar
  5. A veces hay que cerrar puertas y abrir otras nuevas.

    Besos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería lo ideal, María
      Un beso, preciosa

      Eliminar
  6. Todo nos parece grande, superlativo, magnificamos las ilusiones y hasta los amores. Y cuando crecemos todo recupera su estado normal, su tamaño. Y enamorarse de un joven, un profesor, el padre de una compañera de clase... no es inusual.
    Te he respondido en el blog de Campinela a la duda que has dejado. Abrazo doble

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recién me voy enterando, Ester, mira que lo mantuve en secreto pensando que estaba fuera de lugar.
      Gracias por ayudarme con mis dudas, ya he pasado allí
      Un beso, Ester

      Eliminar
  7. Excelente... Por lo tratado, por como lo contas 👍

    Y a mi me pasó también, pero desde el otro lado... Y hoy a pesar de la diferencia de edad (o gracias a ello) somos una pareja 👫 hermosa por donde nos mires...

    Gracias entonces 🙋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades, JLO, que sigan así
      Besos

      Eliminar
  8. Hola Ame, el desamor invita al amor, suculento postre de una cena aún pendiente..
    Gracias, pasa buen día, besos invitados..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bello lo expresas, Don
      Dulce noche, un beso

      Eliminar
  9. Excelente relato, pleno de sentimiento y de nostalgia. Y sobre todo con un tierno romanticismo de unos años que pasaron dejando huella.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdos que cuando vuelven te hacen sonreír con cierta nostalgia
      Besos

      Eliminar
  10. Comparto ese sentimiento que transmites, vivido también en una época de mi vida… Tierna, y exquisitamente llevada esta historia, convirtiéndola en un dulce viaje en el tiempo, en el que abrazar esos instantes vividos, de amor y desamor…

    Un placer, mi preciosa Ame… Sensibilidad y belleza en tus letras…

    Bsoss enormes 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hubiera encantado leerte, Ginebra.
      Un placer, mi bella

      Eliminar
  11. Lo explicas tan bien...
    Me enternece leerte.

    Besos niña guapa.

    ResponderEliminar
  12. Bonito relato. Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Ese amor por alguien mayor no es inusual y lo magnifico de todo es que el respeto tu tiempo. Explicas la historia de un primer amor de una forma deliciosa. Gracias por partivipar, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por invitarme, Molí, fue grato recordar
      Besos

      Eliminar
  14. Bello relato con un final feliz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hace falta cerrar círculos
      Un beso, Amapola

      Eliminar
  15. Muy bien hilado... dejando todo la emoción y el sentimiento en bandeja.
    Te felicito, Ame.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Auroratris
      Muchos besos, niña

      Eliminar
  16. Trato de no volver a recuerdos de lo que fue pero crear los nuevos pero a veces sin sentirlo nos vamos al pasado de los sueños
    Sueños como el tuyo y ese hombre que te inspiró tan bella entrada de eso que llamamos amor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es bueno volver, quizás lo malo sería quedarse allí
      Un beso, RECOMENZAR

      Eliminar
  17. Creo que una primera ilusión, seguida de una desilusión, como he comentado, forma parte del desarrollo emocional. Aunque luego es preferible que las ilusiones tengan alguna concreción, al menos algunas.

    Y puede funcionar eso de la diferencia de edad, puede brindar emociones a una pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En equilibrio, Dem, ilusión y desilusión, sería lo ideal.

      Si es el hombre el que es mayor, ya lo creo que puede funcionar.

      Dos besos, uno para ti y el otro también para ti, por el que te faltó enviarme :)
      Cuídate

      Eliminar
  18. ¡Hola! Qué triste historia de amor y desamor. Y que haya durado tanto esa hasta que logró cerrar ese capítulo, quizás, el cuaderno que había poblado con esas palabras y seguir adelante. Precioso.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se sigue adelante, Roxana, aunque siempre se queda algo contigo
      Un beso

      Eliminar
  19. Wommm !!!

    esta historia realmente me toco el alma y el corazón, me he sentido totalmente identificada, me has hecho llorar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de eso, no lo de llorar, el que te sintieras identificada
      Un abrazo, María

      Eliminar
  20. Muy bonito, aunque muy triste empezar con una decepción, Pero fue tan bonito... que merece que guardes su recuerdo en tu corazón, además supiste cerrar el círculo a tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, merece guardar un bello recuerdo, Tracy
      Un beso

      Eliminar
  21. Me ha encantado tu relato y entiendo los sentimientos de la protagonista, que no sé si eres tú, porque yo también sentí algo parecido por mi profesor de historia en el instituto...con el tiempo me di cuenta de que aquello no fue amor, pero en aquel momento creí que sí.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Charo, sí, es algo vivido en un tiempo lejano
      Un beso

      Eliminar
  22. Lo de enamorarse de chicos mayores suele darse muy a menudo, y luego no salen las cosas como una espera.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Un dulce sabor amargo...es lo que me produce leer tu relato nada extraño para los que ahora, retrocediendo el tiempo con este tema, nos vemos en algún momento sumergidos en una situación parecida...Que chica de colegio no se enamoró de los que estaban en secundaria??..o hasta de la universidad?...a esa edad, era tan fácil sentir fascinación por los mayores y tienes toda la razón...al pasar el tiempo, los vemos tan normales, tan igual a igual, que todo se esfuma y solo queda el recuerdo bello de lo que sentimos una vez...
    Gracias por esta entrada tan genial....besososs

    ResponderEliminar
  24. Encantador, tierno y emotivo relato, Ame. Cuanta razon tienes en decir “primer amor, primer dolor” Es duro pasar por una circunstancia de esa índole a tan corta edad. Es el primer amor, y lo vemos como algo mágico, puro, infinito, y que no se expecta negatividad alguna. Que bueno que distes fin a esa historia tan breve de enamoramiento.
    Bso

    ResponderEliminar
  25. Bella historia de un amor que nace con ilusión inocente y muere luego de haberlo aceptado como imposible. Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Se cerró el circulo de la mejor manera, una historia en la que entrelazar el primer amor y el primer desengaño, aún así dejas ese poso de "todo está bien".
    Besos.

    ResponderEliminar

Enlaza mi mano para llegar a tu espacio.
Gracias por dejar tu huella.