25.8.16

Reflejo

De pie ... frente al espejo, con la mirada fija en ese ser inerte y ahora desconocido, las sombras escurriendo por las pestañas y ese silencio gutural que invade el corazón adormecido, me doy cuenta que ... 

El reflejo es una ventana abierta hacía el interior enmohecido. 
Es una rendija a la esperanza que, lo único que hace es mantener la herida abierta. 
Es la puerta expuesta hacía un futuro inexistente de un pasado ... ya perdido. 

Es la lágrima que encharca y moja el alma, al mismo tiempo que ... intenta borrar las huellas del pasado. 

El reflejo me recuerda el beso suspendido entre dos bocas a distancia.
El reflejo es el silencio del amor que expira al anhelo eterno.


Jueves de Relatos
Ésta semana, nuestro anfitrión de los Jueves de Relatos en mi querido amigo Demiurgo de Hurlingham, el tema sobre la mesa es, "Argumentos literarios y de otras clases", dieciséis opciones, me inclino por la segunda

Vuelvo de mi auto exilio solo para acompañar su convocatoria y ofrezco mis disculpas por no poder visitar los relatos que no dudo serán maravillosos, no doy pie con bola desde el celular.

8.8.16

En Voz de Jorge Del Nozal

Destacar un presente es la forma que conozco de agradecerlo

Recibí con sorpresa y gran alegría un regalo de voz de Jorge Del Nozal. 
No alcanzo a expresar la emoción que me ha provocado 
y ésta es mi forma de ofrecerle mi gratitud por tan maravilloso obsequio.

Jorge, es un placer que hayas puesto voz a mis letras.
Abrazo tu alma.

"Resplandor"


Su Espacio

2.8.16

Resplandor


Observaba en forma meticulosa ... el horizonte 
buscaba un destello, una luz, el resplandor de una palabra 
la sonrisa de una mirada. 

No encontré nada. 
Y miré en el lecho tu cuerpo iluminado 
y tus párpados cerrados. 

En ese instante se encendió mi cielo 
y amaneció mi boca en el interior de los muslos 
y tu obsceno acero. 

Hoy estoy marcada con el magma de tu infierno 
con las llamas que arden bajo tu piel 
y me consumen lento.

Publicado en otro blog en 2013

28.7.16

Mi historia contigo

El año ... no lo recuerdo, fue de esos tiempos difíciles en los que deseas que todo pase y que sea pronto, ¿qué de peor podía suceder ... ?, quizás nada, y algo mejor, ¡imposible!, pero sucedió.

Mi historia contigo

Tenía poco tiempo de abierto este espacio, [Ame], estaba herida y en él me distraía.

Una tarde de tantas, necesité de imágenes de indios, debían ser especiales y me puse a ello, abrí el buscador, varias pestañas y nada me gustaba, en un desglose de una imagen vi una que llamó mi atención y fui directamente. Era un blog de una mujer interesante, más que ver las imágenes, me dediqué a leer lo que estaba publicado, ese espacio era un paraíso, un cachito de cielo.

Fue en ese momento que conocí a María del Carmen Názer, textos que hablaban de sus nietos, poesía maravillosa y un sentimiento de bondad que desbordaba en suavidad, en ternura, me di cuenta que estaba solita, nadie la seguía ni le comentaba y en algunos de sus textos, ella misma hacía sus comentarios.

No tenía el conocimiento de cómo funcionaba blogger, no sabía que podía hacerme seguidora suya y tampoco que al dejar mi comentario, también dejaba una liga directa hacía mi espacio, no sabía nada y ella tampoco.
Los siguientes días me olvidé de problemas y me dediqué a leerla y comentarle, de atrás hacia adelante, al azar, todo estaba bien, me hizo volver a sonreír y me quedé allí, pero las cosas no siempre van como deseamos y mi computador dio de sí, varias semanas pasaron hasta que me lo entregaron y, a pesar que busqué a mi niña hermosa, no la encontré más, y pasaron los años y sanaron mis heridas.

Tiempo después, una noche en la que volví a sentirme dolida, pensé cerrar el blog definitivamente y así lo hice, en el último instante, vi que apareció un mensaje que no logré leer, no di importancia y me retiré, minutos después volví, me inquietaba el comentario y me puse a leerlo. Mi sorpresa fue darme cuenta que aquí, en mi espacio estaba María del Carmen, me había encontrado por un mensaje que dejé en el blog de una amiga en común.

Duele demasiado saber que se ha marchado, recuerdo cómo se encariñó con una palabra que casi desde el principio le dejaba después de comentarle, preguntó su significado y se lo dije a grandes rasgos, mi niña no volvió a soltarla "Apapachos" también fue el tema de una de sus maravillosas entradas y siempre la ponía cuando comentaba.

No tengo palabras para explicar lo que me provoca su partida, es muy triste cuando caemos en cuenta lo vulnerables que somos y el pequeño soplo que es la vida.

Mi niña hermosa, te lo dije en varias ocasiones, leerte me trae la serenidad que necesita mi alma, me deja en paz conmigo y me hace sonreír, me has regalado mucho más, de lo que yo podía ofrecerte a ti.

En mi corazón te quedas, ¡SIEMPRE!.
Te quiero

Hay un poemario de María del Carmen 
Cortesía Maité S.R.

29.6.16

Desencuentro

Lo conocí, tenía una sonrisa enigmática, una mirada que parecía sincera y una esencia que me hacía sentir protegida ... y aquí estamos ... años han pasado desde que nos descubrimos, desde que nos encontramos, pensando que quizás, nuestras almas estaban destinadas.


Desencuentro

Ahora, después de muchos años, estamos sentados en el sofá de piel de un prestigiado psicólogo, él es especialista en conflictos matrimoniales ... ¿cómo llegamos hasta este punto ... a éstas alturas y después de todo lo sucedido, no tiene mayor relevancia.

La sesión dio inicio ...

El psicólogo se quedó mirándome fijamente y después, habló en calma, con esa voz que invitaba a cerrar los ojos y dejarse abandonar en la dulce sensación de serenidad que lo rodeaba.
- Quiero adentrarme en tu mente, que me muestres lo que te mantiene inquieta, [me dijo].

Me resistí a dejarme llevar por esa aura protectora que mostraba, [pensé ...]. Hay dos clases de escenas, la que usted Señor psicólogo, como el resto de la gente está viendo y la que se recrea en mi mente y a la que nadie tiene acceso. 

Estoy aquí ... hundida en mi propia inmundicia, luchando a grito abierto por defender mi dolor ... mi herida. 

En mi mente guardo toda mi angustia, el alma lacerada grita y se retuerce en su desdicha. 
No quiero que mi libertad siga en sus manos ... no quiero seguir delirando mi tristeza. Quiero gritar a su rostro todo el mal que me ha hecho. 

Ya no tengo miedo de verle a los ojos y por alguna extraña razón que desconozco ... me mantengo callada. No hay lágrimas en mi rostro, pero mi alma está inundada. 

Creí haber pedido la batalla y aún así, ¡No lo acepto!.
Rechazo seguir por más tiempo éste matrimonio ... ésta farsa. 
El psicólogo me observa detenidamente ... intenta ver en mi rostro la verdad oculta, pero no hay expresión que delate el sentir de mi alma, el desgarro de éste corazón que agoniza. 

Solo le ofrezco una mirada perdida y el rostro de la ilusión marchita y esa respuesta de ... 
¡Nada pasa...!.


Esta semana la convocatoria de los Jueves de Relatos tiene como anfitrión a Juan Carlos en su blog ¿Y qué te cuento?, él, nos invita a participar en un tema interesante, Reencuentros y Desencuentros, me he inclinado por la segunda opción y me disculpo por sobrepasar un poco las palabras permitidas.
Siguiendo el enlace activo pueden acceder a su blog y leer los excelentes relatos participantes.